sábado, 12 de noviembre de 2011

Aplicación de Android para teléfonos inteligentes monitoriza signos vitales

Una nueva aplicación de teléfono inteligente mide no sólo la frecuencia cardíaca, sino también la frecuencia respiratoria y la saturación arterial de oxígeno (SpO2), utilizando la cámara de vídeo del teléfono incorporada.

Los investigadores del Instituto Politécnico Worcester (WPI, MA, EUA) desarrollaron la aplicación, que analiza videoclips grabados mientras la yema del dedo del paciente presiona la lente de la cámara. Como un oxímetro de pulso estándar, a continuación, captura pequeños cambios en la luz reflejada por la sangre pulsando en los capilares y traduce estos cambios en los signos vitales reales mediante el uso de algunos de los mismos algoritmos empleados en los dispositivos profesionales.

Para probar su exactitud, voluntarios del WPI usaron dispositivos estándar de monitorización clínica para medir la respiración, el pulso, el ritmo cardíaco, y la SpO2. Al mismo tiempo, presionaron con el dedo la cámara de un teléfono Motorola Droid. Mientras todos los dispositivos estaban grabando, los voluntarios hicieron una serie de ejercicios de respiración, mientras que sus signos vitales fueron capturados. El análisis posterior de los datos mostró que el monitor del teléfono inteligente fue tan exacto como los aparatos tradicionales. Además, dado que la nueva tecnología puede medir el ritmo cardíaco, los investigadores creen que la aplicación de teléfono inteligente también podría ser utilizada para detectar la fibrilación auricular (FA), que es la forma más común de arritmia cardíaca. El estudio que describe la tecnología fue publicado, el 29 de julio de 2011, en la revista IEEE Transactions on Biomedical Engineering.

“Imagínese que un técnico en un hogar de ancianos pueda entrar a la habitación de un paciente, colocar el dedo del paciente en la cámara de una tableta y en ese solo paso, capturar todos sus signos vitales” dijo el Prof. Ki Chon, PhD, autor principal, jefe de ingeniería biomédica de WPI. “Creemos que hay muchas aplicaciones para esta tecnología, para ayudar a los pacientes a controlarse a sí mismos y para ayudar a los médicos a atender a sus pacientes”.

“Esto le da a un paciente la posibilidad de llevar un monitor fisiológico exacto a cualquier lugar, sin hardware adicional más allá de lo que ya está incluido en muchos teléfonos móviles de consumo” añadió el profesor Chon. “Una de las ventajas del control con teléfono móvil es que permite a los pacientes hacer mediciones de referencia en cualquier momento y construir una base de datos que podría permitir una mejor detección de estados de enfermedad”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario