jueves, 8 de diciembre de 2011

Neoplasia

Neoplasia (nuevo crecimiento en griego), es el proceso de proliferación anormal (multiplicación abundantemente) de células en un tejido u órgano que desemboca en la formación de un neoplasma. Un neoplasma que forma una masa diferenciada se denomina tumor y puede ser benigno o maligno. Otros neoplasmas pueden no formar tumores sólidos, como la neoplasia cervical intraepitelial y la leucemia.
Un neoplasma puede ser benigno, o potencial o claramente maligno. Entre los neoplasmas malignos encontramos muchos tipos de cáncer.

Una neoplasima es una masa anormal de tejido, cuyo crecimiento excede y está descoordinado con el de los tejidos normales, y que persiste en su anormalidad después de que haya cesado el estímulo que provocó el cambio.»
Los tumores neoplásicos a menudo albergan más de un tipo de célula, pero su origen y continuo crecimiento dependen a menudo de una sola población de células neoplásicas. Estas células son clónicas, es decir, descienden de una única célula progenitora. Las células neoplásicas suelen caracterizarse por portar anormalidades genéticas o epigenéticas. La demostración de origen clónico es considerada por muchos científicos necesaria, pero no suficiente, para caracterizar una proliferación celular como neoplásica.

Tipos de neoplasias

Masas anormales no neoplásicas

Algunas masas desorganizadas de tejido no corresponden realmente a proliferaciones monoclonales neoplásicas, aunque su nombre puede llevar a confusión. Dentro de este tipo, destacan el hamartoma y el coristoma.
  • Hamartoma.- Es un grupo de células maduras desorganizadas en tejidos donde se suelen encontrar. Ej. Masa desorganizada de cartílago, epitelio bronquial y músculo liso situada en el pulmón (hamartoma bronquial).
  • Coristoma.- Es un tejido completo en un lugar donde no corresponde. Ej. Tejido pancreático en la pared intestinal.

Neoplasias benignas

Es un tumor localizado, con una cápsula fibrosa, de crecimiento potencialmente limitado, forma regular y células bien diferenciadas. Una neoplasia benigna no invade el tejido adyacente ni metastatiza a distancia. Sólo causa daño por compresión y habitualmente no recurre después de la extirpación quirúrgica.
  • En tejidos epiteliales:
    • Epitelio escamoso y estratificado
      • Papilomas o Pólipos
    • Epitelio Glandular
      • Adenomas
  • En el tejido mesenquimal:
    • Depende del lugar, termina en OMA. Por ejemplo, Angioma (vasos sanguíneos).

Neoplasias malignas

Son las enfermedades en donde hay células anormales que se multiplican sin control y pueden invadir los tejidos cercanos. Las células de neoplasias malignas también se pueden diseminar hasta otras partes del cuerpo a través del torrente sanguíneo y el sistema linfático. También reciben el nombre de cáncer.
  • En tejidos epiteliales (carcinomas):
    • Epitelio escamoso y estratificado
      • Carcinoma de células escamosas.
      • Carcinoma de células estratificadas
    • Epitelio Glandular
      • Adenocarcinomas
    • Epitelio Transicional
      • Carcinoma de epitelio transicional.
  • En el tejido mesenquimal:
    • Depende del lugar, termina en SARCOMA. Por ejemplo, Angiosarcoma (vasos sanguíneos).

Criterios de malignidad

  • Perdida de la polaridad, cuando las células crecen desordenadamente.
  • Hipercromasia, cuando los núcleos presentan una gran cantidad de ADN.
  • Pleomorfismo, cuando hay un desorden en la forma y el tamaño del citoplasma y el núcleo celular (células bizarras).
  • Mitosis, son atípicas (diferentes formas) y bipolares.
  • Nucléolo, prominente
  • Bordes infiltrantes, cuando el borde no se respeta.
  • Desmoplasia, cuando la célula maligna elabora colágeno alrededor.
  • Metástasis, neoplasia a distancia.
  • Afectación linfática
  • Invasión perineural
  • Afectación de vasos sanguíneos
  • Diferenciación celular, cuando las células neoplasicas son parecidas al tejido que les dio origen. Estas pueden ser:
    • Bien diferenciado
    • Medianamente diferenciado
    • Mal diferenciado

No hay comentarios:

Publicar un comentario